Mármol fachada

Pureza y belleza arquitectónica en fachadas de mármol

El mármol es un material atemporal, perdurable y elegante que se ha utilizado desde la antigua Grecia y Roma para los edificios más importantes de la sociedad civilizada, desde templos hasta casas de baños y mercados. Los gastos de extracción y transporte de la piedra a menudo constituían la mayor parte de los costos de construcción, junto con la mano de obra para dar forma y asegurar los bloques pesados. A medida que aumentaba el costo de la mano de obra, el uso del mármol se reservó para los edificios de mayor importancia social, como los juzgados y los ayuntamientos. Con los avances tecnológicos en el último medio siglo, el mármol estuvo disponible no solo como piedra de dimensión tradicional, sino como revestimiento de paneles delgados.

El mármol es una roca metamórfica que se deriva de la transformación de piedra caliza y otras rocas carbonatadas sedimentarias bajo altas temperaturas y presiones. A diferencia de la pizarra o la mica, en las que la tensión diferencial crea planos de hendidura, el mármol no es foliado, lo que permite su uso generalizado en escultura y construcción. Cientos de diferentes tipos de mármol se encuentran en todo el mundo. Las vetas y gradaciones características en el color son el resultado de las impurezas en la piedra caliza, que se mueven y recristalizan a medida que la piedra se metamorfosea en mármol.

El mármol es el material ideal para revestir la fachada de tu edificio, puesto que ofrece tanto una gran durabilidad y resistencia al clima, como un aspecto visual inmejorable:

Cuenta con una alta resistencia: por ser una roca metamórfica, formada principalmente por rocas calizas, lo que le confiere una excelente resistencia al calor y, cómo hemos comentado anteriormente, se trata de un material atemporal, es decir, el paso del tiempo no deja huella en él, por lo que mantiene su aspecto natural durante años. Si lo comparamos con otros materiales, veremos que los mármoles son más duraderos.

Se trata de un material singular, la naturaleza se encargó de darle forma a lo largo del tiempo, lo que significa que cada pieza poseerá una particularidad diferente a otra pieza. No hay dos piezas de mármol iguales. También cuenta con una amplia variedad de colores y texturas, que ayudan a crear o diseñar proyectos.

En resumen, el mármol es un material que ofrece múltiples posibilidades tanto en decoración como en construcción. Su uso se extiende tanto a interiores como a exteriores.
Disponible en una amplia gama de colores, así como policromado con incrustaciones de otros minerales, es apreciado por su resistencia, durabilidad y estética lujosa. En Mármoles Sala te aconsejamos y ayudamos en todo el proceso de diseño, fabricación e instalación de proyectos de fachadas con mármol.

Contacta ahora para más información sobre este o cualquiera de nuestros servicios.